Life & Style Soy mujer y desastre a la vez (10 signos de que lo...

Soy mujer y desastre a la vez (10 signos de que lo eres)

235
0

Siguiendo con la sección Life & Style en la que plasmo lo que se me pasa por la cabeza, con los más y los menos, con puntos y comas… Hoy os traigo una serie de signos que reflejan lo que siento. Porque el cliché de las mujeres típicas me ha quedado grande, y porque tengo muchas amigas que comparten esto aquí os dejo una lista de cosas que hacen de mi una mujer desastre. ¿Y tú?

1. No horneo pastelitos.

Disculpen, respeto profundamente las personas que se dedican a ello, que trabajan en ello, que se les da bien. A veces me reclamo a mi misma no saber hornear pasteles, ni ser una bella y dulce dama que abre el horno, respira el aroma a masa horneada, sonríe dulcemente y luego orgullosa lo da a probar a los demás. Me mola tener amigas así y comerme sus galletas, enserio sois adorables..  pero ami personalmente  no me gusta hacerlas, no se me da bien, sorry.

 

 

2. Soy desordenada

De verdad, me gusta limpiar y ordenar, lo hago, pero no entiendo cómo, a la primera crisis de armario acabo desordenándolo todo, peor que al principio, y cuando ordeno de manera diferente, lo ordeno todo tan bien que después no recuerdo en donde están las cosas.

 

 

De hecho, un estudio prueba que las personas con escritorios desordenados son los mejores a la hora de realizar trabajos creativos, ya que los espacios demasiado organizados limitan nuestra habilidad para innovar y encontrar soluciones más creativas.

El desorden se ha asociado con inteligencia. Muchos pensadores y escritores famosos han trabajado en ambientes extremadamente desordenados, desde Albert Einstein y Alan Turing hasta Roald Dahl y JK Rowling.

Así que utilizo esta premisa en mi defensa, señor juez.

3. Amo dormir

Madrugar para salir a correr, organizar excursiones, caminatas, paseos,  etc. Actividades que podría hacer perfectamente.. Pero, porqué madrugar para ello? Las mujeres que lo hacen son unas verdaderas amas! Se levantan, se ponen las zapatillas, se peinan estupendamente guapas con trenza y todo, y se van a comerse el día! ¡Dios! ¿Porqué no puedo ser así?

Me considero una persona dormilona, demasiado, de hecho puedo elegir dormir a un montón de actividades. Pienso que dormir es el momento en el que en teoría desconectas del mundo, y estás tú, con esa paz.. (Escribo esto y me imagino en el sofá, durmiendo en los brazos de mi amado). ¡Oye Morfeo! Te quiero.

 

4. No tengo un ritual de belleza

Dios sabe que lo he intentado, de hecho tengo decenas de “potingues” , productos de belleza, limpiadores faciales, anti puntos negros, cremas antiedad, serums rejuvenecedores, serum crece pestañas, contorno de ojos, anticelulítica, mascarillas, y muchos a punto de caducar. Al final siempre acabo poniéndome la crema hidratante por todas partes (Sí, todas partes) . No puedo mantener una rutina ideal, no tengo tiempo! Necesito más horas y más paciencia por favor! Admiro mucho esas mujeres que se ponen la bata rosa, el gorrito, el antifaz frío, se relajan y se ponen una cancioncita al final del día, para ponerle ese puntito a la i.

 

5. Aunque me peine, siempre estoy despeinada.

Soy la típica mujer que sale peinada de su casa, y en la esquina siguiente el viento ya me esponjó el pelo. Al final me acabo haciendo una coleta y gracias. Enserio, gracias madre naturaleza, siempre quise parecerme al rey león.

6. No soy capaz de seguir una dieta y decirle “no” a las cosas ricas.

Soy una chica pro fitness, pero de esas que van al gym a “hacer espacio” . Y es que soy incapaz de negarme a unos nachos, una buena carne para cenar, un trozo de pizza. Tengo amigas que no hacen ejercicio y están estupendas, porque cuando eligen la carta se piden una ensaladita. “Eso no, que es muy pesado” “Postre por la noche? Ni hablar! “. Enserio, díganme de donde sacan el valor de decirle no a un rico tiramissú?

 

7. No se maquillarme

Me tomo muchos minutos a la semana viendo tutoriales de maquillaje, de verdad, cada día sacan productos nuevos. A penas estaba acostumbrandome al iluminador/ corrector y ya salió el contouring, después el strobing y yo enserio “dont understand”. Tengo un amor profundo por el maquillaje, especialmente por los pintalabios, que es lo único que me puedo poner bien.

Ami me sacas de la raya negra, el colorete y la base y me matas. Enserio, chicas del mundo, veo vuestros tutoriales de make up y me hundo en la miseria.

 

8. De niña nunca soñé con casarme vestida de blanco.

Seguro tiene que ver con que mis padres nunca se casaron, así que nunca tuve ese ideal del “día soñado”, vestida de blanco con el liguero, ante Dios, y todo el berenjenal.

Me entusiasma la fiesta, claro que si! Pero realmente más que la boda, me gusta pensar en que te prometes un “para siempre” con todo el amor y la convicción del mundo, frente a la persona que más amas, en la playa, descalzos y si eso con la familia y amigos más queridos. Llámame rara.

 

9. Digo lo que pienso, a veces sin filtro.

Soy de la idea en que la verdad, aunque duela. A veces me parece que abro demasiado el grifo de las palabras, porque no me corto y digo todo lo que pienso y siento. Sé que a veces puede doler demasiado. Las damas distinguidas no lo hacen. Una dama mide sus palabras y su comportamiento y es delicada en sus expresiones.. bla bla bla..

 
10. Llego tarde 

 

No puedo evitarlo, aunque no es demasiado frecuente ni demasiado retraso, no entiendo como me lo monto, pero al menos 3 o 5 minutos de retraso siempre tengo, aunque salga antes de casa. Será que es cierto eso de que la gente importante se hace esperar?  No lo creo, no  aplica para el trabajo, ni para una cita importante.. no..

 

Hasta aquí unos signos que me definen como una mujer desastre. Existimos, de verdad.. estamos a la vuelta de la esquina, así de imperfectas, así de felices.

@gabbyrucci

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here