• Today is: Jueves, mayo 25, 2017

Soy una gorda sana, ¿Os sorprende?

Foto: Sebastià Pagarolas
Gabby Rucci
diciembre16/ 2014
Foto: Sebastià Pagarolas
Foto: Sebastià Pagarolas

 

A esta sociedad en la que vivo, ¿Qué valores se nos ha enseñado?

Nos están vendido una idea desde pequeños y eso nos tiene el cerebro lavado. Pensamos que somos libres, que algo nos gusta porque es nuestra decisión, nuestro gusto, pero hay cosas que realmente nos han inculcado y por ello pensamos así.

Os voy a decir algo que a muchas personas va a escandalizar: se puede ser delgado y sano, gordo y sano, o bien, delgado e insano y gordo e insano.

Yo por ejemplo y según la definición que esta palabra tiene, estoy gorda.

(Según la RAE: gordo, da.

  1. adj. De abundantes carnes.
  2. adj. Muy abultado y corpulento.)

Pero, continuando con lo que iba diciendo, estoy gorda y todas mis analíticas están perfectas. Soy una gorda sana, ¿Os sorprende?

Foto: Sebastià Pagarolas
Foto: Sebastià Pagarolas

También hay que decir que hay diferencias entre estar sana y llevar una vida totalmente saludable. Reconozco que no soy de hacer ejercicio físico, y a veces me paso comiendo porquerías, es verdad, a lo mejor no llevo una vida super saludable y eso es algo que puedo mejorar, pero si lo hago será por mí misma y no por la presión de la sociedad ni porque el modelo de belleza actual está muy lejos de lo que yo soy. Yo hoy en día soy feliz y eso no lo cambio por nada porque también sé lo que es pasarlo mal por un físico.

Hubo una época en la que adelgacé bastante, de manera poco saludable y excesivamente rápida. Tuve principio de anemia y mareos por bajones en la tensión. Me veía guapa y estaba contenta en general, pero creo que era más porque sentía que era mejor aceptada en la sociedad, que no por mí misma. Con el tiempo me he dado cuenta que en esas épocas, quería ser delgada no porque creía que era lo más saludable para mí, sino porque es lo que todo el mundo espera siempre de uno.

Comentarios del estilo: “- Con unos kilos menos arrasarías, eres muy guapa, DE CARA”. La sociedad asocia el éxito, la popularidad, la belleza en general con la delgadez acompañada de una cara bonita, pero los seres humanos somos imperfectos por naturaleza y yo sinceramente no creo que exista la perfección, pero sí unos cánones de belleza que se establecen para definir esa supuesta “perfección”.

Uno de los problemas está en que la libertad de expresión a veces se utiliza mal. Si estoy sana o no, si soy gorda, flaca, si estoy soltera o con pareja, etc. ese señoras y señores, es mi problema, mi decisión y mi vida.

Claro que puedes opinar, pero si lo haces no lo hagas con maldad o sin fundamento sólo guiándote por un prototipo. Creo que, como bien dice Meghan Trainor en su canción, toda persona es bella des de abajo hasta arriba. Por ello opino que merecemos un respeto sin tener en cuenta nuestro físico, como personas que somos.

Foto: Sebastià Pagarolas
Foto: Sebastià Pagarolas

Un comentario mal intencionado como puede ser insultar a alguien por su condición física, a mí no me afecta, pero puede ser peligroso para muchas otras personas más vulnerables en este sentido. Hay personas que son muy sensibles a este tipo de comentarios y no me da la gana que por una sociedad como esta tengan que crecer con los malditos complejos.

Otro ejemplo, ¿A que aspira un chico adolescente? ¿Qué quiere conseguir cuando sea mayor? Tengo la respuesta: Cochazo, mansión, dinero y un “mujeron” y no precisamente una gorda… ¿Por qué? Porque con ello se ha criado y con ello vive día a día. Por suerte con el paso del tiempo algunos de estos adolescentes se dan cuenta que hay algo más allá, pero lastimosamente hay personas que nunca dejan de estar condicionadas por ello.

Los afectados no somos solo los que recibimos burlas y los mensajes de la sociedad, es que hay personas a las que se las juzga y presiona porque les agrada algo fuera del prototipo ideal… ¡Y se les machaca por tener una relación una gorda!  Como por ejemplo, el otro día escuché que un chico le decía a otro: “- Oye, tu novia es “guapilla” pero está algo gordita… Tú con lo guapo que eres te podrías haber conseguido algo mejor”. Me quedé perpleja. Y el chaval como era muy jovencito se calló y se quedó cohibido sin saber que hacer porque ya sabía que lo iban a juzgar. A mí eso es lo que me da más pena, que las personas ya crecen con esa presión y esa mentalidad.

Claro, si los adolescentes quieren chicas delgadas, las revistas de moda quieren chicas delgadas, las agencias de modelo quieren chicas delgadas, los programas de televisión, hasta en el tele-noticias, las películas Disney, etc. todos quieren chicas delgadas, ¿A que aspira una adolescente? Fácil, a ser delgada para gustar a la gente. Y no os imagináis el daño que esto puede ocasionar, las personas se suicidan por estar gordas, hemos llegado demasiado lejos.

Foto: Sebastià Pagarolas
Foto: Sebastià Pagarolas

Es tan irónico todo. Hubo una época muy anterior a esta en la que el canon de belleza establecido era una mujer con más carnes, con bastantes curvas, y las mujeres que tenían una talla 34 actual (ideal para una modelo) se las calificaba de demasiado delgadas y de enfermas, hasta el punto que la presión la tenían por no adelgazar demasiado, al contrario de hoy en día.

No he puesto este ejemplo porque me agrade más este canon, solo es para que se vea el gran contraste y lo que un simple canon establecido puede ocasionar. Directamente yo opino que establecer esos cánones es dañino, y no debería existir un canon basado en el físico. Debería empezar a ser normal que todas las mujeres y hombres fueran aceptados sea cual sea su aspecto físico.

Es muy complicado, porque al fin y al cabo se necesita el marketing para vender y muchas veces el marketing recurre a estos ideales de belleza  pero, ¿y  si se vendieran personalidades? que vendan sonrisas, que vendan otro tipo de belleza menos superficial, la belleza se puede encontrar en muchos lugares, en muchas ideas y tipos de personas.

Yo de adolescente lo pasé bastante mal por este tema. Dios, no os imagináis cuantas horas me habré pasado en mi habitación encerrada llorando porque no sabía que ponerme para salir porque me veía horrenda, porque no me quería nada, y a lo mejor estaba más delgada que ahora, pero me quería mucho menos y era mucho más vulnerable.

Hoy en día me siento super orgullosa de haber aprendido a quererme, de haber superado todo eso y de sentirme bien y feliz conmigo misma.

Por eso quiero luchar para poner mi granito de arena para poder demostrar que todos los cuerpos son bellos , no importa el peso, el color, la altura, la condición sexual o el poder adquisitivo que tengan, son seres vivos con pensamientos, valores y sentimientos y son todos y cada uno de ellos PERFECTOS en su bella IMPERFECCIÓN.

Foto: Sebastià Pagarolas
Foto: Sebastià Pagarolas

Va a costar mucho que la sociedad lo vea así, a lo mejor ni se consiga que llegue a verlo, pero siempre he sabido que estaba aquí para luchar por algo y esta es una de mis causas, hoy en día lo sé y lucharé por ello.

@lissi_plus_size

Gabby Rucci

"Me gustan las personas que aún teniéndolo todo en contra, salen adelante. Estas son las que me gustan, las fuertes..."

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies